Seguro ya se da cuenta de lo mucho que ha cambiado lo digital, al punto de hacer que el marketing se hiciera mejor, tanto para las empresas como para los consumidores. Existen diversas ventajas que pueden representar economía para ambos, además de estrechar las relaciones entre el público y las marcas.

1. Interactividad

Una de las principales razones por las cuales el Marketing Digital es cada vez más adoptado a comparación de los canales tradicionales, sobre todo los offline, es la interactividad con el público. El enfoque ya no está en el producto sino en la experiencia del usuario en su jornada de compra. Las empresas hacen campañas, publicaciones y acciones, y del otro lado, los consumidores pueden interactuar, opinar e indicar a otras personas con solo algunos clics, aumentando el engagement con las marcas, igual que las exigencias del público.

Por lo tanto, es cada vez más necesario hablar con la audiencia, lo cual queda bastante claro si nos ponemos a observar el crecimiento de los contenidos interactivos. Entre quizzes, calculadoras, mapas, Landing Pages y ebooks, existen recursos muy interesantes para permitir que el usuario participe activamente de los contenidos que producimos, lo que se convierte en una experiencia muy agradable para la audiencia.

2. Análisis y medición

Imagínate el mundo en los años 1960, cuando el modelo de negocio de las agencias de marketing y publicidad estaba despegando. En este periodo, eran pocos los métodos de medir la efectividad de las campañas publicitarias y los anuncios dirigidos. Podemos decir que, hasta la llegada del Internet, mucho dinero se desperdició en acciones ineficientes.

Al final, si no logras medir si un cliente fue convencido por tu acción de marketing a comprar un producto o servicio, es difícil decir que tu estrategia fue efectiva.

En el mundo del marketing online el obtener y analizar datos es un proceso fundamental para la mejora continua de una estrategia. Felizmente, hoy absolutamente todo debe tener un retorno comprobado. Las métricas como el Retorno de la Inversión (ROI) y el Costo de Adquisición de Clientes (CAC) pueden y deben ser analizadas en tiempo real.

Así, las empresas pueden identificar fallas rápidamente colocando optimizaciones en práctica, lo que no se podía imaginar hace poco tiempo.

3. Mayor alcance a la audiencia meta

Además de todo eso, la disminución literal de las distancias entre empresas y clientes ha sido un factor bastante positivo. Al final, hoy mismo las pequeñas marcas pueden hacer buenas campañas y atraer consumidores del otro lado de la ciudad, del país y del mundo. Con esto, los consumidores ganan pues tienen más oportunidades de conocer empresas con las cuales se identifican. Lo mismo vale para las empresas que pueden crear un buen posicionamiento en línea, aumentando sus oportunidades de venta por diversos canales.

4. Personalización y precisión

Muchas personas pueden pensar “voy a poder hablar con el máximo de personas posibles” y sí, ¡eso es muy bueno! Pero uno de los grandes diferenciales del Marketing Digital es que las empresas logran ahora hacer acciones para atraer y conquistar a las personas adecuadas. Es decir, aquellas que realmente tienen el perfil ideal para consumir sus productos y servicios.

Eso es un gran beneficio por dos razones:

  1. economía de recursos, ya que con la segmentación dejas de gastar mucho dinero con personas que no tienen interés en tus productos y servicios
  2. mayor conocimiento de tu público, lo que te hace especializarte cada vez más en consquistarlo.

5. Bajos costos de operación

Uno de los atributos más atractivos del Marketing Digital es que por sus múltiples características como la segmentación, diversidad de canales, diferentes contenidos y más, es una actividad que no necesita inversiones multimillonarias — como el marketing tradicional, por ejemplo — para dar buenos resultados.

Cuando hablamos de acciones de mercadotecnia tradicional, como carteles o publicidad outdoor, cualquier empresa que tenga la intención de establecerse, ganar autoridad y expandir su mensaje necesita, sí o sí, tener presencia en muchos lugares físicos con banners u otro tipo de anuncio publicitario.

El Marketing Digital cuenta con muchos medios que logran transmitir un mensaje a millones de personas, con solo una publicación en un blog, en redes sociales o a través de una campaña de email marketing.

6. Flexibilidad

Una de las diferencias más significativas que tiene el Marketing Digital con respecto al tradicional es su flexibilidad a la hora de ajustar o adaptar mejor las estrategias.

En Internet, el estar actualizado puede ser la gran diferencia entre ser visto o pasar desapercibido. Gracias, precisamente, a esto los contenidos en un blog, los formularios de captación de contactos e, incluso, las páginas dentro de tu sitio web pueden ser modificadas a tu gusto y disposición.

Esto permite adaptarse rápidamente a las necesidades y gusto de tu público objetivo, y ofrecerle materiales y experiencias más satisfactorias y personalizadas.

7. Competitividad

Hace algunos años, la competencia dentro del ámbito de la publicidad y el mercadeo era muy dispareja. Los grandes vencían fácilmente a los pequeños gracias a su influencia y dinero. Pero esto ha cambiado y damos gracias por ello. Una estrategia de Marketing Digital bien pensada y diseñada, basada en datos reales sobre los segmentos del público que se quieren impactar, tienden a producir resultados positivos, sin importar lo grande o pequeño de la empresa.

Por ejemplo, una buena optimización para SEO da la posibilidad real de escalar en las SERPs y convertirse en autoridad sobre un tema en un lugar donde hay millones de usuarios diarios y no importa si es una organización millonaria o un blog personal.

Esto permite competir cuerpo a cuerpo con empresas grandes del mercado, conquistar espacios en giros complicados y llevar a cualquier negocio a buenos niveles de facturación o posicionamiento.

8. Retención de clientes

Otra de las ventajas más relevantes y atractivas que tiene el Marketing Digital es la posibilidad de recoger miles de datos sobre los clientes, a través de diferentes herramientas de automatización, para fidelizarlos y convertirte en autoridad.

Esto permite nutrir efectivamente la relación con el cliente en la etapa postventa y aumentar la posibilidad de que este usuario regrese y siga comprando. Después de todo, si se logra que un cliente vuelva a solicitar los servicios de una empresa o compre sus productos, el CAC bajará y, por supuesto, los costos también. Lo que es muy positivo para el negocio.

Las «4P» que conocemos y el Marketing Digital

Hoy en día ya se habla de «3p» nuevas que han surgido: Procesos, pruebas y personas. Vamos a desarrollar estas últimas, ya que aún hoy para muchos son desconocidas.

1. Proceso

Esta «P» es la que trata la atención al cliente. Es la que se encarga del proceso de responder a un mail; a una interacción en las redes sociales, o incluso atender una llamada. El tiempo que el cliente espere a una respuesta por parte de la empresa; puede traducirse en una gran recomendación de un cliente satisfecho, y contento; o a un cliente molesto que exprese a los cuatro vientos su malestar por el tiempo perdido; y la persecución que tuvo que realizar para conseguir que le ayudaran, o resolvieran una duda.

2. Prueba física

Muchas veces, el miedo a encontrar un producto que no es exactamente igual al que ven en las pantallas; hace que los clientes titubeen al terminar la compra. Por esto, que muchos clientes buscan pruebas; bien fotografías, u opiniones de otros para poder así hacerse una idea real de lo que van a adquirir.

3. Personas

No las personas a las que vendemos, que también, si no las personas que venden nuestro producto. Todo empleado que entre en contacto con nuestro cliente; bien sea físicamente u online, dejará huella en él. Esto, nos hace pensar que es sumamente importante que nuestros trabajadores estén bien formados; entrenados en el producto que van a vender, y por supuesto motivados con la marca; hasta el punto de que se sientan parte de la misma.