Para crear una estrategia de marketing digital es necesario comenzar estableciendo objetivos, ¿verdad? Y para que alcance sus objetivos de marketing, el mejor camino es planear diferentes acciones posibles. Al intentar prever los posibles escenarios y documentar un roadmap de acciones, estamos hablando de la creación de un plan de marketing, en el que todas las fuentes de información posibles son utilizadas.

Por ejemplo, si desea generar más ventas, un objetivo de marketing puede ser un aumento porcentual de la cantidad de leads calificados. A partir de eso, considerando a su buyer persona, sus recursos disponibles y el escenario en que su negocio se encuentra, es posible establecer un plan de marketing digital para hacer que ese objetivo suceda.

¿Pero cómo unir tantos elementos a la vez?

Puede parecer muy complejo, pero existen algunos pasos que comprobadamente ayudan (¡mucho!) en la estructuración de un plan.

1. Definición de los objetivos

Al definir un plan, es importante cubrir diferentes tipos de objetivos. Eso porque, muchas veces, los objetivos más grandes dependen del cumplimiento de varias pequeñas metas. A esos les decimos objetivos principales y secundarios. Además de la complejidad, el plazo también es muy importante. Por lo tanto, una buena planeación contempla objetivos de corto, mediano y largo plazo.

Siendo ese el primer paso de un plan de marketing, su relevancia es incalculable. Equivocarse en la definición de los objetivos puede comprometer la estrategia como un todo. Y, para eliminar esa posibilidad, existe una framework muy popular para eso, el SMART. SMART es una mnemotecnia en inglés para las características esenciales de un objetivo de marketing.

Un objetivo de marketing es relevante desde que sea:

  1. Específico: todos los envueltos deben tener claro entendimiento de lo que se trata.
  2. Medible: no tiene sentido crear una meta si esta no puede ser medida o si tiene criterios subjetivos, ¿verdad?
  3. Alcanzable: al establecer un objetivo, certifica que sea crucial para tu negocio.
  4. Realista: significa que el objetivo debe ser vinculado a la realidad y no imposible de superar;
  5. Temporal: toda meta necesita tener un plazo para ser alcanzada. Evidentemente, las metas para un mes, trimestre o año, tienen características diferentes.

2. Creación de indicadores clave de desempeño (KPIs)

Los objetivos siempre deben venir acompañados de indicadores. No obstante, en un mar de información, es necesario mirar los indicadores correctos. Estos mostrarán si estás recorriendo el camino correcto para alcanzar los objetivos.

Los KPIs o Key Performance Indicators representan exactamente ese concepto. Los KPIs son números absolutos o porcentuales, que pueden ser medidos, analizados y tienen importancia directa para tu negocio. Por ejemplo, ¿tienes una meta ligada a la generación de tráfico? Entonces, el mínimo diario de visitas en tu sitio o blog, es un indicador válido.

Vale la pena recordar que los KPIs pueden ser indicadores de cualquier naturaleza, desde que sean medibles y relevantes. Las métricas de marketing, por ejemplo, pueden ser indicadores clave, como veremos a continuación.

3. Elaboración de las Buyer Personas

Cuando hablamos sobre Buyer Personas en el comienzo de este artículo, destacamos la importancia que tiene para una estrategia. Aquí, el argumento es un refuerzo: invierte tiempo y recursos elaborando una persona detallada. Busca usuarios en tu base de leads, personas en medios sociales (LinkedIn y Facebook son excelentes para eso) y una búsqueda en la Internet. Si ya tienes una buyer persona documentada, es posible expandirla.

Además de las preguntas como “¿cuáles son sus problemas?” o “¿Cómo podemos ayudar a la persona a resolver esos problemas?”, explorar tópicos extras puede ser bastante esclarecedor. ¿Quieres complementar el análisis de tu persona? Pregunta: ¿cuáles libros lee?, ¿cuáles son sus influencers favoritos?, ¿cuáles eventos frecuenta?, ¿cuáles softwares utiliza?”, entre otros. La profundidad de tu buyer persona resultará siempre en la identificación de más y mejores oportunidades.